Páginas

  • INICIO
  • FIESTAS BIKER
  • CUSTOM
  • CULTURA BIKER
  • MOTOGP
  • MOTOS
  • RUTAS
  • SEGURIDAD
  • ENLACES
  • compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

13/1/17

Caña al ciclista, que es lo que nos falta.

No las pensamos. Aparecen unos vividores que nos cuentan que la libertad consiste en poder decir libremente que eres comunista, anarquista o fascista presentándote a elecciones y nosotros vamos y los creemos, cuando eso solo les afecta a ellos, o sea a un porcentaje bajísimo de la población (menos del 1%). Después esos mismos gilipollas vividores se lian a prohibirnoslo todo ¡Y encima les aplaudimos a rabiar! ¿Alguien se acuerda de cuando se podía circular en moto sin casco? Bien, ahora como ya no saben que prohibir van a por los ciclistas, con la anuencia y el aplauso de todos los demás.

Si es que no somos más imbéciles (e imbécilas) porque no hacemos instrucción, que de hacerla no nos supera raza habida o por haber en el universo, en un concurso de bobos seguro que quedaríamos de segundos detrás de algún tipo de primate, que se yo, chimpancés, bonobos, gorilas, que más da, pero quedaríamos de segundos por idiotas, no por otra cosa.

Y es que somos una especie que no hay por donde agarrarnos, veamos un ejemplo: 

Sabemos que los funcionarios cobran un sueldito decente, trabajan las horas adecuadas que la ley permite, pueden tomar un café a media mañana sin que nadie les diga nada y además no pueden ser despedidos fácilmente, y el resto de mortales en lugar de exigir y reivindicar ser como ellos... Pues no, lo que exigimos es que ellos sean como nosotros, o sea que vivan puteados en empleos precarios, que no puedan tomar café a media mañana y a ser posible que trabajen veinte horas al día, o como poco un par de ellas más que nosotros sin cobrar horas extras ¡habrase visto la desfachatez del funcionariado! ¡pues no van los muy cabrones tienen derechos y los ejercen!


Con las leyes y normativas diversas de tráfico pasa tres cuartos de lo mismo, nunca nos paramos a ver a quienes benefician o el por qué de normas represivas a más no poder que convierten a Papá Estado en un recaudador sin escrúpulos y muchas veces sin razón alguna para hacerlo salvo la pecuniaria y le aplaudimos, pero no nos quedamos ahí, vamos más allá, exigimos que Papá Estado "cuide" de otros, que pobrecillos, no saben ir por la vida sin estorbar, molestar, o poner en peligro a media humanidad, bien sea con un coche, una moto, una bicicleta o lo que nos plazca, nos convertimos en palmeros finos de la recaudación estatal y además, creyendo que nos asiste la razón. Y lo mejor es que el Estado, lejos de sentir algún remordimiento por el asunto represivo, sabe que en cuestiones de tráfico no habrá problema nunca, en cosa de meses el populacho inculto se sentirá cuidado, protegido y lo que es mejor aún ¡concienciado!

Pongo un par de ejemplos simples: 

No hace muchos años podías cruzar este país en una moto sin casco, hubo un tiempo, aunque no os lo creais algunos jovenzuelos, que ni en la ley estaba la obligación de usar casco en moto. Tiempo después estuvo en la ley, pero de aquella manera, a la policía le daba más o menos igual y alguno, de cuando en cuando, te señalaba la cabeza con un gesto reprobatorio (hablo de los años ochenta, no del pleistoceno eh) para que te lo pusieses, era tan raro que te sancionasen por no llevar casco que cuando lo hacían salía hasta en los periódicos. Después había que llevar casco en motos grandes (a partir de 125, creo recordar). Ahí se empezaron a poner duros y a denunciar de cuando en cuando y, poco a poco, sin saber como ni como no ¡Todos con casco! A tomar por culo, con los pertinentes estudios y estadísticas de la importancia de conducir moto con casco, de sus riesgos y de lo que hiciese falta para demonizar a quienes nos resistíamos a llevarlo. Hoy en día le cuentas esto a más de cuatro, sobre todo a los más jóvenes, y nos consideran como poco unos irresponsables y juran y perjuran que ellos jamás montarían una moto sin casco, aduciendo además ese martinete de que la Seguridad Social la pagamos todos, sin percatarse de que los principales interesados en el tema del casco fueron y son las compañías aseguradoras, claro que muchos ni recuerdan tiempos en que tenías que ir peregrinando de compañía aseguradora en compañía haber si te hacían la caridad de asegurarte.

Tiempos aquellos

Por los cojones le exigen a Papá Estado estadísticas sobre los moteros que fallecen en carretera partidos por un guardarrail, por un asfalto en mal estado, etc. No, no, se creen a pies juntillas lo de que el casco es imprescindible (y además tiene que ser homologado oye, que me rio yo, mucho de algunas homologaciones de a treinta euros el kilo de casco), un suponer: fulanito de tal va en su moto por la carretera, se come un bache calibre 500, zafa como puede, resbala en un vertido de aceite tras salvar el bache, la moto le hace tres zigzags, se aproxima peligrosamente al guardarrail asesino, a punto de enderezarla las proximidades del guardarrail están llenas de gravilla, patina de nuevo, se parte la cabeza justo por encima de las orejas contra el guardarrail y... Fulanito no llevaba casco ¡a quien se le ocurre! ¡qué irresponsable! Bravo, estais aplaudiendo a Papá Estado a rabiar, dándole toda la razón del mundo para que mañana o pasado os obligue a vestir de fosforito y con un traje de kevlar si quereis montar en moto.

¿Quereis otro ejemplo? sencillo, en la década del 2000 dabas 0'80 en un control de alcoholemia e ibas de puta madre, optimo oiga, ahora das esa tasa de alcohol y en la prensa, palmeros finos de cualquier ley represiva de tráfico, diran que duplicabas la tasa de alcoholemia ¿a que mola? no es que des positivo ¡es que duplicas! cabrón, alcoholico, vicioso, depravado, asesino, etc. ¿peligro real o afán recaudatorio? decidid vosotros. Eso si, no os olvideis de aplaudir el afán protector y benefactor de Papá Estado.

No siempre es buena idea fumar en moto

Hemos llegado a un punto en el que ya casi todo parece prohibido, o mejor dicho obligado ¡ojito con parar en la carretera a echar una meada! controlado además adecuadamente por radares e incluso aeronaves, tanto que ya hay hasta quienes piensan que está prohibido fumar conduciendo y cosas así, pero es que además si mañana lo prohibiesen, como es preceptivo lo aplaudiría la inmensa mayoría. No nos parece mal que un hijo de puta con veintisiete sanciones y carnet de conducir retirado por poner en peligro de verdad a otros conductores y peatones esté en libertad, eso no, eso lo vemos lo más normal del mundo, incluso cuando pilla por enésima vez un vehículo y vuelve a hacer lo mismo causando un muerto o más, ahí todo de puta madre, incluso mira, hay a quien le parece hasta simpático lo de aquel Farruquito que se cargó a una persona, escapó y la de Dios y libró con un par de añitos de talego, pobrecito, es una persona maltratada por la vida, asocial por culpa de la sociedad, etc. Lo que le aplaudimos a la Dirección General de Tráfico o al Ministerio del Interior es... que nos prohiba fumar en el vehículo, que eso si que es peligroso que te rilas, pero lo es a partir de un día de estos, antes no, solo lo es cuando la prensa empieza a concienciarnos del asunto, se va extendiendo la concienciación por las redes sociales y ¡zas! un buen día aparece negro sobre blanco en el Reglamento General de Circulación, como puede aparecer un día de esto algo que unos cuantos están deseando ¡Todos los moteros con chaleco reflectante! Joder, ese día seguro que alguno se muere de tantos orgasmos como va a tener, los demás a jodernos y a callar, aunque no hayamos tenido un accidente ni un percance en la puta vida, somos los asociales, la libertad al carajo, lo importante para ser libre es poder decir en público que eres comunista, o idiota, libertad no es circular como te guste en una moto sin molestar ni perjudicar a nadie. Que los estoy viendo:

-Es que circulando sin chaleco perjudicas a mucha gente que no te ve.

Te darán ganas de escupirle en la cara, por imbécil, pero tendrás que aguantarte y circular vestido de luces o vender la puta moto. En fin.

Ciclista: peligroso ser vehiculizado que pone en peligro a toda la humanidad

El caso es que les queda poco que obligar (bajo la pertinente sanción), así que ya van preparando el caldo, echando ingredientes, y ahí están como no, montones de moteros (lamentablemente) y otro tipo de conductores aportando sus paladas de arena en las redes sociales ¡qué se han creido esos ciclistas salvajes! ¡van como les da la gana! ¡van sin seguro! ¡circulan de dos en dos! qué hijos de puta, estorbando en la carretera, poníendonos en peligro a todos, saltándose stops y pasando por encima de los pasos de cebra como les da la gana, no faltan nunca las oportunas fotos de rigor, no no, fotos las que haga falta en las cuales de la excepción se hace regla, pero da igual, calumnia, critica, jode que algo queda, Papá Estado necesita argumentos para recaudar más, nosotros, refocilandonos en nuestra propia estupidez se los damos, después solo hace falta alguna noticia de cuando en cuando en prensa, y la puntilla: el RACE recomendándolo, ese Real Automóvil Club de España que lleva años, muchos años, sin morder la mano que le da de comer, la mano de Papá Estado, ese RACE que palmea finamente con la prensa ante cada medida represiva en cuanto a tráfico se refiere que ejecuta el gobierno, ese RACE al que le importan un carajo los derechos de los conductores y que solo incide en sus obligaciones, ese RACE que cobra un estipendio anual a sus asociados por recurrirles sanciones que ellos mismos colaboraron para que estén ahí, maravilloso, sancionemos al ciclista, por lo que sea, da igual, quitemosle puntos del carnet de conducir, aunque sea un abuelete de un pueblo que nunca lo ha tenido ni lo piensa tener, así sea un niño de doce o quince años que anda por las cercanías de su casa con la bici (después ya nos pagarán por recurrir la sanción).

Es curioso, uno está en redes sociales y está en montones de grupos relativos al tráfico rodado, grupos de moteros, de conductores, de taxistas, de camioneros ¿Y dónde se ven más protestas contra la libertad de los ciclistas en carretera? pues mira tu, en los que menos molestados deberían de verse, en nuestros grupos, en los grupos de moteros. Raramente ves en grupos de camioneros protestas contra el colectivo de ciclistas, y mira que tiene que joder ir subiendo un puerto de montaña con un trailer cargado a sesenta por hora y encontrarte un pelotón de tres ciclistas en linea continua estorbando, y sin embargo los camioneros, se ve que llevan años armados de paciencia, no protestan en demasia, pero no hay problema, poco después pasará el motero y denunciará el hecho, en las redes sociales, a la pertinente policía de tráfico no, que el no es un chotas de mierda, posiblemente bien imortalizado con la imitación de GoPro encargada en AliExpres que compró no hace mucho para que los colegas del feisbuk vean cuanto tumba a ciento ochenta en el puerto de montaña ese donde ya se mataron un ciento y la madre como él, que va con prisa un domingo por la mañana, poniendo en peligro a cualquier otro conductor o peatón que circule o camine por el lugar, por eso le molestan tanto los ciclistas, le pueden hacer perder su propio record de hacer el canelo.


Lo peor de todo es que ya hay leyes para reprimir a los ciclistas cuando infringen las normas de tráfico, o sea, no pueden circular en pelotón, creo que a estas alturas los pobres ya tienen la obligatoriedad de circular con casco, etc. Pero no llegan, queremos más leyes que los repriman, muchas más, es más ¿por qué diablos de cuando en cuando no nos encontramos a algún ciclista crucificado en el arcen con la bicicleta al pie de la cruz? o mejor aún colgada de sus gónadas, anda que no molaría, y que bonita publicidad le harían con sus maillots a empresas de agua mineral, bancarias y otras. Tres ciclistas crucificados en la curva mala de la carretera buena, por no permitir que un turismo adelantase sin dejar el metro y medio de distancia preceptivo y sin rebasar la raya continua, y los guardias de tráfico dándoles de beber vinagre con una esponja o rematándolos con un lanzazo antes de su último "perdónalos Señor que no saben lo que hacen", que estampa tan maravillosa para que alguno la grabase con la imitación de la GoPro y la pusiese en las redes sociales con un ¡les está muy bien! Y ya puestos... ese ciclista que pasó montado en su bicicleta por el paso de cebra colgado seis o siete días en el semáforo, para que aprenda. Sería fantástico, pero aún mejor ¿por qué no de cuando en cuando quemar ciclistas en las plazas mayores de nuestros pueblos y ciudades? Bueno, no, esto no que no da dinero al estado, mejor multarlos y quitarles puntos del carnet para que paguen el cursillo para recuperarlos.

Pero ahora de verdad ¿cúanto nos molestan, a cualquier tipo de conductores o peatones, los ciclistas? ¿cuantos segundos perdemos en adelantarlos cuando los vemos en pelotón en una carretera? teniendo en cuenta claro, que esto suele verse en fines de semana, no todos los días hay ciclistas llenando las carreteras ¿cuantos andan por las ciudades asustando abuelas y no tan abuelas por las aceras y pasos de cebra? ¿cuantos se saltan stops o semáforos en rojo? y ojo, que para todo lo anterior, hay ya previstas sanciones, y severas oye.

Las leyes y sanciones que afectan a los ciclistas no son de ahora

Ah -dirán los más colaboracionistas con Papá Estado- ¿por qué no se les obliga a llevar seguro? Hombre, se podría replicar que por algo tan simple como que los siniestros que provocan no suelen terminar con grandes gastos para nadie, salvo generalmente para ellos, que gastan un huevo en pomadas y dentistas tras una caida, a veces algún herido grave, a veces algún fallecido, pero bueno, si nos ponemos así, tampoco estaría mal exigirle seguro al labriego que va por ahí con una carretilla, que oye, yo puedo tropezar con ella, hacerme un corte y morirme de un tétanos, y ya no digamos si en la carretilla carga una guadaña para segar hierba o una horquilla para recogerla, un puto asesino, el fulano de la carretilla, y sin seguro que va a cuatro o cinco kilómetros por hora todo lanzado por ahí, el muy cabrón. Y ya ni quiero hablar de esas señoras que salen de los supermercados con el carrito de la compra por delante ¡a lo loco y sin mirar! 

A lo loco

Por otra parte los ciclistas, mira tu, en caso de siniestro se verían obligados de un modo u otro a hacerse cargo de las reparaciones pertinentes, que no tienen porque ser demasiado costosas pero, de sus bolsillos les saldría (se un poco de lo que hablo, en cierta ocasión me atropelló una chiquilla con una bicicleta, yo iba en coche).

Lo que si suele verse, me refiero a las noticias, es que hay demasiados conductores, sobre todo de turismos, que ante un grupo de ciclistas pierden demasiado fácil la paciencia, paciencia que no perderían si se encontrasen con un carro de aquellos de antes, solidos y contundentes lleno de paja, o tampoco la pierden tras un tractor de esos gansos. No, no, la pierden ante el pelotón de ciclistas, los adelantan de cualquier manera, y a veces, mira tu, se llevan a un par de ellos por delante, incluso matándolos y después... los trata de culpar, sorprendiendose mucho cuando el guardia de tráfico le explica que no, mire usted, la culpa es suya porque aunque los ciclistas vayan haciendo el canelo por la carretera no se puede pasar con el coche por encima de la gente, toque usted la bocina, llame a la policía o vaya tranquilamente detrás hasta que pueda rebasarlos y si quiere después los denuncia, pero no, lo sentimos mucho caballero, matar ciclistas, o tan solo atropellarlos, está prohibido.

En fin, que para mi tengo que somos muy dados, demasiado, a solicitar de Papi Estado represión para todos en lugar de ejercer algo tan simple como la paciencia, la tolerancia y la educación. Que levante la mano alguno que se vea importunado diariamente por ciclistas, por si hay alguien.


Tampoco está mal entonar el sua culpa (que el firmante del presente hace años que no monta en bicicleta), y si los señores ciclistas no desean que la represión gubernamental se cebe sobre ellos que pongan de su parte, uno no logra muy bien entender ese empeño de salir a rodar en grupo el domingo a la mañana y no poder hacerlo en fila india y en grupos de dos o tres, tampoco ese afán de algunos de ir a toda leche por las aceras, cruzar como les place por los pasos de cebra etc. Ustedes mismos señores ciclistas, están cargando el cartucho de tinta y dando la razón a los que con tanta vehemencia y tan poca cabeza piden futuras leyes que los van a joder, así que allá ustedes, con su pan se lo coman, que a este que suscribe en bicicleta será raro que lo pillen, y en moto ya solo le falta que lo vistan de torero y con un florero encima del casco para que lo jodan de todo.

Las bicicletas no necesitan carburante... mala cosa para según que negocios multimillonarios.

Eso si, no dejemos en el tintero una pequeña reflexión sobre los beneficios de ciertas leyes represivas... Si el deporte de la bicicleta, y su uso generalizado en pueblos y ciudades, se expande poco a poco ¿a quién perjudica el asunto? vamos, que ¿quienes son los más interesados en evitar que se propague el gusto por pedalear?

Y si considerais que este artículo es digno de ser conocido por más gente por favor, no dejeis de compartirlo en vuestras redes sociales favoritas, siempre se agradece y alguien puede pasar un buen rato leyéndolo e incluso opinar en contra del mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios que falten de algún modo al respeto a los demás no serán publicados.