Páginas

  • INICIO
  • FIESTAS BIKER
  • CUSTOM
  • CULTURA BIKER
  • MOTOGP
  • MOTOS
  • RUTAS
  • SEGURIDAD
  • ENLACES
  • compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

10/6/15

¿Por qué hay tan poca gente en las concentraciones custom?

Uno va al cabo del año a unas pocas concentraciones de motos, tanto de custom como generalistas, y con la experiencia y los años ha podido constatar a ciencia cierta algunos detalles, el primero y más sorprendente es que en las generalistas el ochenta o noventa por ciento son motos deportivas, sin embargo, aunque los restantes sean conductores de custom son bastantes más que los que se presentan a cualquier concentración puramente custom, pero esto... es más complejo de explicar, a ver si lo hago bien:


Imaginemos una concentración generalista cualquiera, la que queramos, no hacen falta nombres. Acuden mil motos, de ellas ochocientas son deportivas, cien son custom (por tirar a lo bajo), casualmente a los conductores de esas custom (no voy a entrar en la definición concreta de custom, creo que nos entendemos), salvo a alguno que otro, jamás les verás en una concentración que tire más al custom.

Creo que se me sigue ¿verdad?

Customs en una concentración generalista

Ahora imaginemos una concentración custom, te encuentras setenta motos (que los ves en todas o casi todas) custom y, cuatro o cinco deportivas, en Galicia al menos no se le dice a nadie que no pueda ir, suelen ser aniversarios o fiestas moteras para todos, en el resto de España, y salvo raras excepciones tampoco se les dice nada mientras se guarden ciertas formas, que a los de customs no nos va demasiado el barullo de los escapes y esas cosas.

Así por lo bajo tenemos 170 motos custom, de las cuales 70 motos van a toda cuanta concentración custom hay y 100 que no van a ninguna que se pueda identificar como custom, sin embargo van a las que organizan los que gestionan clubes en los que las deportivas son mayoritarias, con ambiente donde priman las motos deportivas y escasamente el custom, etc. etc. etc.


Ojo que estos porcentajes son un ejemplo, si te vas a una fiesta de motos deportivas con tres mil motos la cosa aumentará en trescientas custom (o más), las otras setenta aproximadamente serán siempre las mismas y raramente irán a una fiesta de deportivas.

Ante esto y la constancia de que en un territorio como el gallego hay muchas más custom que las setenta de siempre uno se queda preguntando donde se mete toda esta tropa que la ves (y no conoces de nada) en concentraciones generalistas

Solución, polémica, pero una posible solución al fin y al cabo:

Una fiesta custom suele ser algo muy sencillo: amigos o gente que quiere hacer amigos, llega, toma una birra (o cinco, allá cada quien), paga su inscripción, que se paga siempre, muchas veces llamas con antelación para que te la reserven porque si no llamas no hay, y después de la comida concierto y fiesta. No hay más.

A veces, no vas a la comida por la razón que sea y vas al concierto, pero... a la fuerza ahorcan, son en sitios pequeños y algo tienes que consumir, o a la tercera a lo mejor te quedas en tu casa escuchando los cuarenta principales, que oye, los músicos comen y eso, no puedes decirles que se larguen sin un mísero euro.

O sea, para ir a una fiesta custom además de la gasolina que gastes tienes que pagar algo, no mucho, pero algo si, y encima... no es que den demasiado, amistad, camaradería, pasarlo bien unas horas, na de na, la verdad, no hay mucho espectáculo generalmente.

Fiesta de motos deportivas: 

Ruta (gratis)
Pinchos después de la ruta (gratis)
Generalmente espectáculo motero, a veces varios (gratis)
Carpa (gratis)
con DJ o algún grupo (gratis)
a veces streapers (gratis)
Actividades y juegos (gratis)

He visto a peña acudir a fiestas de deportivas con la caradura tan grande de llevarse hasta la comida y la bebida de casa, sentarse allí, disfrutar de todo (con un par si señor) y no gastar un puñetero euro. En una concentración con mogollón de peña y recinto abierto es fácil hacer esto, al fin y al cabo si lo hacen pocos no se nota demasiado. 

Si por muchos fuese los stuntman se morían de hambre.

Estas cosillas suelen ser por la tarde, a veces raramente por la noche, a altas horas como mucho el diyei y poco más, a veces los streapers.

Te fijas en la peña, sobre todo últimamente, en este tipo de fiestas (y no solo en los custom eh) y tras las actividades desaparece de la concentración el noventa por ciento de los asistentes (con motos custom quedan dos, más perdidos que un pulpo en un garaje), muchos sin gastar un solo euro. Alguno igual va a cenar a casa y vuelve después, con sus santos cojones, a seguir disfrutando sin pagar un euro.

Conclusión: jode pagar 20 napos que en las concentraciones custom hay que pagar por lo menos para quedar bien (nos conocemos todos, y a lo mejor en la siguiente te dicen que ni te presentes), a las generalistas se puede ir, pasar un rato muy agradable (a costa de otros) y no soltar ni un solo euro porque se despista más, entre muchos, a veces más de mil, nadie se fija en ti.

No, no quiero decir que entre la gente custom haya más gorrones, o más tacaños, en proporción creo que los hay igual aproximadamente, es constatable que en el mundo existen menos customs que deportivas, lo malo es que en una concentración custom no te puedes permitir ser tacaño (somos pocos) porque se nota, y en una generalista con tres o cuatro mil asistentes la tacañería de estos advenedizos, que van de concentración en concentración disfrutando del sudor de otros sin gastar un euro, pasa desapercibida.

A lo mejor no tengo razón, por eso ahí teneis los comentarios, quizás se os ocurran otras causas que expliquen este interesante fenómeno de gente custom que nunca asiste a concentraciones custom y la ves constantemente en concentras generalistas, eso si... gastando poquito, o nada, salvo que alguien invite claro, lo de no me gustan las calaveras, los macarras, los excesos de cerveza, etc. etc. etc. también sirve, así algunos aún se rien, no hace poco me contaron que en Galicia es que no había concentraciones custom y oye, te echas unas risas quieras que no con estas excusas.

Me parece que ese motivo, y no otro cualquiera que se quiera buscar cada quien, será el motivo de que muchos que se dicen moteros y aficionados al custom no asistirán a una verdadera concentración custom en su puñetera vida. O bueno si, a veces van, pero en la otra punta del país, o en el extranjero, como Lola Flores, cuando se moría de hambre en España decía que había estado de gira por América ¡Vamos hombre! ¡qué no te gastas un puñetero chavo al lado de tu casa y vas a ir a una concentración custom en las Quimbambas! ¡no te lo crees ni tu!

Y ojo, no me entendais mal, no critico al que no puede, hablo del fantasma que pudiendo no colabora una mierda con nadie o acude a los sitios donde precisamente puede evitar el colaborar para... fantasmear.

6 comentarios:

  1. De verdad que me he quedado de piedra leyendo esta entrada. Me imagino que, cuando uno está demasiado metido en un mundillo, es normal que los árboles no le dejen ver el bosque, pero la explicación que has encontrado a la gente que no va a concentraciones custom no podría ser más enrevesada, cuando los motivos son bastante evidentes para la mayoría de los que no estamos tan dentro del "ambiente custom".

    Empecemos por decir que los números que indicas respecto a asistentes y número de motos custom me cuadran, al menos en las proporciones y que he observado lo mismo que comentas.

    En una concentración generalista hay más gente y, normalmente, lo que se celebra normalmente es la afición a las motos, en muchas de sus formas. Congregan a una cantidad de personas muy variada con intereses diversos y, normalmente, no ligados a ningún Club, MC, "Gang" o Grupo. Es decir, que puede ir cualquiera al que le gusten las motos y sentirse a gusto, con la moto que tenga, sin tener que integrarse en una estética o ideología particular. Nada de "hermanarse" ni nada de broncas por "parches" ni "colores". Eso, en general, gusta a mucha gente.

    Las concentraciones custom pertenecen a un entorno mucho más concreto, con un ambiente particular que gusta a algunos y repele a otros.

    Así, hay personas a la que le gustan las motos custom y se compran una para disfrutar de ella, pero que no comulgan con el ambiente (a veces bastante cerrado) de ese tipo de concentraciones, sintiéndose sin embargo a gusto en un entorno más "normal", en el que lo único que se celebra es la afición a las motos.

    Generosos y tacaños los hay en todas partes y el dinero no tiene nada que ver con el tema de la asistencia a un tipo de concentraciones u otras, al menos no de manera significativa.

    A mí por ejemplo me gustan las motos y tengo una custom; no soy tacaño y afortunadamente puedo permitirme ir a la concentración que elija, pero no me encontraría cómodo rodeado de gente con chalecos de cuero y rollo "Sons of Anarchy" porque no es mi ambiente. Por eso asisto a dos o tres concentraciones al año en la que puedo ir con amigos (cada uno con una moto diferente) y pasar un buen rato sin hermanarme con nadie y sin que nadie me mire raro porque no voy "bien uniformado".

    Vaya por delante que no pretendo ofender a nadie y que los gustos de cada uno me parecen totalmente respetables, pero es que la explicación que has encontrado al "problema" me ha parecido tan lejos de la realidad que me ha parecido importante aportar otro punto de vista.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con Vincent. No creo que el dinero influya.

    ResponderEliminar
  3. A todo esto hay una respuesta más fácil...En galicia hay poco custom!
    Soy de Galicia pero vivo en Cartagena, y suelo pasarme allí en el norte un mes entero de vacaciones en verano, con buen tiempo. Pues bien,mientras estoy allí un mes entero, veo poquísimas customs de verdad, pudiéndolas contar con los dedos de las dos manos. En cambio, deportivas, se ven muchísimo más.
    Mientras aquí en el Levante hay muchísima más custom, allí en el norte, a pesar de tener carreteras bastante malas y entrevesadas, tiran más por las deportivas. No hay más teorías ni respuestas raras, lo llevo comprobando bastantes años.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que en Galicia hay más o menos la misma proporción de Custom que en otras partes de España y, si lees bien el artículo, no se habla de cantidad "absoluta", sino "relativa".

    Lo que sorprende a Reynold es que ve a mucha gente con motos custom en concentraciones generalistas que no van a las concentraciones de rollo más custom y a querido asociar eso a un tema de dinero y de lo tacaña que es alguan gente, algo que no tiene ni pies ni cabeza, en mi opinión.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que la diferencia no se debe ni a cuestión de dinero ni a que la gente esté incómoda rodeada de compañeros con chalego, sino que se debe a la envergadura de las concentraciones. Me explico.

    Por lo general, las concentraciones "generalistas" se realizan de forma masiva en las plazas, parques, calles de ciudades, pueblos, aldeas... mientras que las fiestas de ambiente custom suelen realizarse en los clubhouse, bares, locales... de los organizadores. Con esto, la sensación (que creo totalmente alejada de la realidad) es que a una concentración generalista puede acercarse cualquiera mientras que, a una custom necesitas que alguien te invite a su casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto. Estoy de acuerdo en que eso también influye.

      En cualquier caso, lo del dinero no tiene nada que ver.

      Eliminar

Los comentarios que falten de algún modo al respeto a los demás no serán publicados.